Cómo limpiar fácil y naturalmente las persianas.

 

1.- Simplemente mezcla a partes iguales, vinagre y agua tibia en un bol.

2.- Coloca un calcetín viejo en tu mano y limpia toda la suciedad deslizando tu mano.

3.- Cuando tu calcetín se pone muy sucio, lávalo en un poco de agua limpia y repite el proceso de limpieza.  

   

Y eso es todo. Simple pero muy práctico y útil, ya que esto evitará que tus persianas se maltraten o queden mal limpiadas usando otros recursos que habitualmente utilizamos para limpiarlas.

 

 

Fuente: keephomesimple.blogspot.com
Traducción al español: equipo de Vida Lúcida.

Deja un comentario