Consejos útiles ante los riesgos de la contaminación electrica

Estamos rodeados por aparatos  e instalaciones eléctricos. En este articulo Jose Manuel Loez-Menchero,geólogo técnico en salud geoambiental nos muestra cómo podemos prevenir y  paliar los efectos negativos sobre nuestra salud.

 

Electrodomésticos e instalación eléctrica:

En caso de existir, identifica la fuente de emisión del campo generado y mide su intensidad a fin de poder calibrar la magnitud de los riesgos y buscar la solución más apropiada.

Comprueba que la toma de tierra de la instalación eléctrica se encuentra en buen estado de funcionamiento. Revísala periódicamente y en caso de no existir, instálala lo antes posible.

Si tu vivienda tenía una instalación de 125 V cuando la adquiriste y le has elevado el voltaje a 220 V, comprueba que el cableado tenga la sección apropiada según la legislación vigente.

Elimina la corriente eléctrica en las zonas de descanso durante la noche, o instala un sistema de desconexión automático.

Aparta de la cabecera de la cama el radio reloj despertador, radio y cualquier aparato que esté conectado a la red en un radio de 1,00 a 1,50 m.

Aléjate del lavavajillas, horno microondas, lavadora, televisor,…, cuando estén en funcionamiento, a una distancia de 1,00 m; así mismo, aléjate de la pantalla del ordenador y de la torreta entre 70 y 90 cm.

Reduce al mínimo el uso de los pequeños electrodomésticos (batidoras, maquinillas de afeitar, secador de pelo,…) y comprueba que están correctamente enchufados.

Desenchufa todos los aparatos eléctricos de la red cuando no los utilices.

Elimina o reduce el uso de sistemas de iluminación que generan campos electromagnéticos (como los fluorescentes, halógenos, bajo consumo, debido al transformador que suelen llevar) a menos que estén ubicados a una distancia que no suponga ningún riesgo.

Aléjate un mínimo de 150 m de líneas de alta tensión, así como de antenas repetidoras, emisoras de radio, radares, telefonía móvil, etc.
Aléjate de cables transportadores de electricidad.

 

Electricidad estática:

Evita niveles elevados de electricidad estática, provocados por materiales sintéticos: moquetas, tejidos, encimeras de cocina, mobiliario, etc.

Coloca humidificadores, utiliza calzado con suelas conductoras y haz uso de materiales naturales.

Una forma de reducir la electricidad estática acumulada durante el día es darse una ducha antes de acostarse, a fin de que el cuerpo pueda reposar más relajadamente.

 

http://www.enarmoniasaludgeoambiental.es

Deja un comentario