Suavizante casero para la ropa con tu fragancia preferida

Elaborar tu propio suavizante  para la ropa  sólo en tres pasos. Además resulta económico y ecológico ya que utilizaremos sólo ingredientes baratos y no contaminantes que desinfectan y desodorizan naturalmente. El suavizante que te enseñamos a hacer a continuación deja la ropa suave, es bueno para fijar los colores, especialmente de la ropa oscura y es beneficioso para la lavadora, ya que ayuda a eliminar la cal del agua y los restos de jabón.

Al no contener productos químicos agresivos para el medio ambiente y la piel, está especialmente indicado para el lavado de la ropa de personas con la piel atópica y la ropa del bebé.

 

Suavizantes personalizado con el aroma que más te guste.

OPCION 1

Necesitas:

• Agua.
• Vinagre blanco.
• Bicarbonato sódico.
• Aceite esencial (opcional).

 

Instrucciones:

1-  Mezclar 2 partes de agua con 1 de vinagre blanco en un bol o botella de pástico.
Añade una parte de bicarbonato sódico muy lentamente. El bicarbonato sódico es efervescente, al añadirlo en la mezcla formará mucha espuma.
Con cuidado y paciencia vierte el bicarbonato en la mezcla, cuanto más rápido lo eches más espuma hará, así que hazlo muy despacio para no desperdiciar material.

2-  Remueve hasta que queden todos los ingredientes bien mezclados.

3-  Añadir unas gotas del aceite esencial que más te guste para darle la fragancia deseada, por ejm. lavanda, limón, eucalipto, etc.

Éste último paso es optativo. Con las 2 primeros pasos ya tienes el suavizante como tal.

Utiliza el suavizante casero del mismo modo que el suavizante comercial habitual.

Consejos:

  •  Para hacer suavizante en casa es recomendable que uses guantes al mezclar los productos.
  • Si quieres suavizante para una carga de ropa, fíjate que la medida de agua y vinagre es siempre 2 x 1.

 

OPCIÓN 2

Necesitas:

  • Agua.
  • Vinagre blanco.
  • Aceite esencial.

 

Instrucciónes:

El vinagre blanco es la base del compuesto que desinfecta y limpia. Le añadimos un aceite  o usar una mezcla de los que más os gusten. Os recomendamos el aceite esencial de lavanda como olor tradicional y el de bergamota o limón para los que os guste un toque a cítrico.

La proporción seria la medida de 10/15 de vinagre blanco por 1 medida del aceite esencial elegido.

Finalmente, para rebajar la mezcla le añadimos la misma cantidad de agua del producto obtenido anteriormente. La proporción sería de 50/50.

Nota: En nuestra tienda online  http://limonnela.ecarty.com/public/categoria/41983 puedes comprar aceites esenciales orgánicos. Si no encuentras el que te gusta consulta nos.

 

OPCIÓN 3

Para aquellas personas que no quieran prescindir de su suavizante habitual y son conscientes del que es un de los productos domésticos más contaminantes y dañinos para el medio ambiente les damos la siguiente alternativa.

Diluir 200 ml del suavizante en 800 ml de agua.

Habremos obtenido 1 litro de suavizante diluido y menos contaminante.

 

Todos los productos de limpieza siempre mantenerlos fuera del alcance de los niños.

 

 

 

Fuentes: hogar.uncomo.com, sabernatura.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario