Jabón natural sin sosa cáustica para aseo personal

Como sabéis el jabón casero más popular es el que lleva sosa caustica para su elaboración. Esto no es problema mientras se utilice la proporción adecuada  ya que si se sigue la receta el jabón resultante no tendrá sosa al ser esta neutralizada  en el proceso, por lo que es excelente para la piel y todo tipo de uso, y completamente biodegradable.

Para aquellos que desconfíen  de este producto pues les facilitamos esta otra receta casera a base de hierbas medicinales. La base principal es la planta Jabonera.

 

La jabonera ( Saponaria officinalis) es una hierba vivaz de la familia de los claveles ( Cariofiláceas) de hasta 1 m de altura.

Destaca por sus bonitas  y delicadas flores  muy abundantes junto a los caminos, campos cultivados, riberas, estercoleros o cunetas desde la primavera hasta finales de verano.

Siempre que disponga de suficiente humedad, forma macizos muy densos con muchos tallos que crecen a partir de un rizoma subterráneo muy difícil de erradicar y que, en algunas ocasiones la convierten en una planta invasiva.

Es una planta que se ha usado abundantemente en fitoterapia en multitud de enfermedades como el reumatismo, el picor de la piel, exceso de colesterol, eccema, etc.

Sin embargo, dentro del apartado que ahora nos interesa, esta planta destaca porque se ha utilizado desde la antigüedad para lavar. Su nombre científico de saponaria, significa “la que produce jabón”. La razón de esta propiedad se debe a su riqueza en saponinas.

Las sumidades floridas y el rizoma machacados, mezclados y agitados con agua generan una gran cantidad de espuma, por lo que se ha usado para sustituir a jabón.

De hecho, actualmente se usa en la industria para la elaboración de jabones, dentífricos y polvos limpiadores, así como la industria farmaceútica hace uso de esta especie para preparar numerosas medicinas expectorantes, como gotas y jarabes.

Las saponinas tienen su origen en el mundo vegetal encontrándose en muchas plantas, por ejemplo el ginseng, la alfalfa, el áloe, la yuca, etc. De hecho, las saponinas son tóxicas cuando se ingieren en cantidades elevadas.

Las saponinas son un tipo de glucósidos caracterizados por su capacidad de producir espuma en contacto con el agua, por lo cual, se consideran como componentes con propiedades detergentes.

 

 

Foto: Raíces secas de la  Saponaria officinalis

¿ Como se hace el jabón sin sosa cáustica?

Ingredientes

Para un litro de jabón líquido se necesita:

- 50 g. de raíz de jabonera.

- 1 cucharada de hojas de salvia.

- 1 cucharada de hojas secas de romero.

- 1 cucharada de hojas secas de abrótano.

- 1 litro de agua.

 

Preparación:

- Colocar las hierbas en un bol resistente al calor.

- Hervir el agua.

- Verter el agua hirviendo sobre las hierbas y tapar.

- Dejar reposar durante 45 minutos.

- Colar y dejar enfriar.

- Ponerlo en un recipiente.

Para ser más consistente y espeso podemos mezclar glicerina que ha sido calentada al baño maría.

 

Uso:

Se puede utilizar como jabón líquido para las manos o la cara o como champú para el cuidado del cabello. En un caso u otro consigue eliminar la suciedad y protege la piel y el cabello.

 

Nota:

La JABONERA estará prohibida a la venta en los herbolarios, pero no como planta de jardín; algunos viveros la tienen a la venta.

Por suerte es una planta muy común, crece en muchos jardines y ribera, pero la raíz no se puede coger hasta otoño.

 

 

Fuente:  www.ecocosas.com; www.fichas.infojardin.com

 

 

 

Deja un comentario