Algunos trucos para la limpieza de tu hogar

Al hacer la limpieza general de la casa, comenzar por los baños y la cocina, para que, al final, sólo falte sacudir el polvo y atender otros detalles más laboriosos.
                                                      
Limpieza de ventanas. Limpiar los vidrios pasando un paño humedecido en una solución de un litro de agua con una cucharada de vinagre y secar con hojas de papel de diario. Quedan limpios y brillantes.
Limpieza con alcohol. El alcohol es muy útil para limpiar vidrios, cristal, estaño, adornos de plata y de oro, además por ejemplo las teclas de un piano.
Aspiradora. Cuidar la aspiradora. Nunca se usa para limpiar áreas húmedas o mojadas; no se debe pasar por encima de los enchufes; cuando no aspire con suficiente fuerza, debe ser revisada. El filtro debe mantenerse limpio, pasando un cepillo de vez en cuando.
Limpieza con bicarbonato.
El bicarbonato no sólo sirve en la cocina, también se utiliza para:
- Eliminar manchas en los ceniceros
- Dar transparencia a los jarrones de cristal
- Limpiar los mármol
- Limpiar la plata
- Sacar las manchas de café o té a la porcelana
- Limpiar las ventanas
- Eliminar la grasa de los cepillos y peines
- Blanquear el lavamanos y la bañera
Chicle en la alfombra. Aplicar hielo para endurecerlo, y luego sacarlo.Puertas o muebles barnizados. Quedan impecables si se frotan con té frío.
Pantallas de TV. Para limpiar la pantalla del televisor, hacerlo con agua y alcohol. Importante: nunca hacerlo cuando el aparato está encendido.Espejos. Para que queden muy limpios, hay que frotarlos con una solución de agua y vinagre.
Mesa de comedor manchada. A veces las mesas se manchan porque se puso un objeto caliente sobre ella. Para desmancharla, cubrir la mancha con una mezcla de aceite y sal y dejar así durante dos o tres horas. Luego, retirar y frotar con otra mezcla de aceite.
Peluches. Limpiarlos con una pasta elaborada a base de almidón y un poco de agua. Aplicarla por todos lados y, cuando seque, cepillar fuertemente.
Pared sucia. Si se ensucia una pared, limpiarla pasando una gruesa tajada de patata cruda y, luego enjuagar con un paño húmedo.
limpieza del baño. Para lavar la bañera, utilizar medio limón untado con sal.
Lavado de cortinas de baño. Al lavar las cortinas plásticas del baño, añadir glicerina al agua de enjuague. Así, se conservarán suaves y flexibles.
Cepillos y peines. Los cepillos y las peinetas siempre tienen que estar limpios. Ponerlos durante un rato en un recipiente que contenga un litro de agua tibia, con tres cucharadas de bicarbonato y, luego, enjuagar con agua pura.
Esperamos que estos consejos sos sean útiles y hagan de vuestro  hogar un lugar limpio y acogedor
Fuente:  www.consejosdelimpieza.com/

Deja un comentario