Sensibilidad Química Múltiple. Una enfermedad reconocida en España tras año y medio de lucha

 

“Al no existir administrativamente este padecimiento, suponía para el enfermo una situación de completa indefensión. Ahora, todas las personas que sufran SQM tendrán lo que tanto les ha costado conseguir, que
se reconozca su existencia sanitario-legal y el derecho a un trato tanto adecuado como especializado.”
                                                                                                                                                                        octubre 23, 2014

Alejandro Díaz. España ha reconocido oficialmente la sensibilidad química múltiple (SQM) al incorporarla a su Clasificación Internacional de Enfermedades o CIE (el sistema con el que la Sanidad clasifica y codifica sus diagnósticos). Esta es la fórmula autorizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que un gobierno —bajo ciertas pautas— pueda oficializar las dolencias de sus ciudadanos que ella aún no ha catalogado a nivel internacional.

De esta forma España se suma a la lista de países que reconocen la SQM como Alemania (2000), Austria (2001), Japón (2009), Suiza (2010) o Dinamarca (2012).

 

Mascarilla que debe de utilizar una afectada por SQM constantemente

Mascarilla que debe de utilizar una afectada por SQM constantemente

 

La SQM es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central, pero también puede provocar disfunciones en otros sistemas como el respiratorio, el gastrointestinal o el cardíaco.

Se trata de unaenfermedad emergente de naturaleza crónica y tóxico ambiental que provoca una respuesta fisiológica frente a multitud de agentes y compuestos químicosque pueden encontrarse en ambientadores, colonias, productos de aseo personal, de limpieza, comida, agua del grifo, ropa, cosmética, tabaco…

Por todo ello, aunque como en otras enfermedades la SQM tenga grados y sus síntomas varíen según los parámetros de salud y entorno químico del enfermo, es un problema de difícil manejo, que además limita de forma muy notable la calidad de vida. “Llevo siete años sin poder salir de casa, padezco SQM de forma severa y cualquier acción cotidiana para una persona “normal” a mi me supone un auténtico reto diario. Hay veces que me llega a resultar imposible. El abrir las ventanas de mi casa por las mañanas simplemente para ventilarla puede significar para mí poder sufrir una gastroenteritis, asma o cualquier otra patología” nos lamentaba Antonia Rodríguez, onubense afectada. 

Este proceso de reconocimiento se ha llevado a cabo gracias a la proposición no de ley (PNL) presentada por la diputada del partido popular, María del Carmen Quintanilla, tras una petición que le hizo llegar el Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental (Fodesam), con la colaboración del Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental (SISS).

 

Productos químicos

                                                                                     Productos químicos

 

 

El reconocimiento era una antigua reivindicación del creciente número de afectados por esta enfermedad, que arrastran un calvario cotidiano porque “muchos de los productos químicos comunes en la vida diaria les pueden causar reacciones como dificultades para respirar, palpitaciones, vómitos, irritaciones en la piel o dolores de cabeza recurrentes —apunta la diputada —. Por ello, la SQM cambia la vida de quienes la padecen y los obliga, en muchos casos, a vivir con innumerables medidas de prevención para no entrar en contacto, ni en el aire, con esos productos”. Así, salir a la calle o entrar a una tienda pueden ser, para estas personas, tarea prácticamente imposible.

A este padecimiento se le añade el del inadecuado trato que muchos de estos enfermos reciben por parte del sistema sanitario, situación que se espera que el reconocimiento de la enfermedad ayude a cambiar progresivamente. Antonia ante esta situación nos comentaba que “Los médicos que he tenido siempre se han creído que me inventaba las cosas, me achacaban mis dolencias a un problema psicológico, me tomaban por loca. Yo misma me tuve que diagnosticar la enfermedad gracias al caso que se dio en España con Elvira Roda. Los medios de comunicación hicieron eco de la noticia y pude apreciar así que padecía desgraciadamente lo mismo que ella. Es muy duro que un médico no haga por ayudarte porque se crea que tienes un problema mental.”

Las personas afectada por SQM no pueden tratarse con medicamentos que alivien sus dolencias

Las personas afectada por SQM no pueden tratarse con medicamentos que alivien sus dolencias

Si algo representa la inclusión de la SQM en la CIE, es lo más elemental para un enfermo: que se reconozca su existencia sanitario-legal. Porque lo que no aparece en la CIE queda en un limbo administrativo, que para los pacientes de SQM implica una situación de completa indefensión , puesto que más allá de sufrir sus dolorosos efectos, no pueden recibir por parte de los sistemas públicos de salud la atención que merecen.

Por ello, la PNL señala que su finalidad es “dar un reconocimiento a esta enfermedad física asociada a la exposición a sustancias químicas tóxicas y facilitar de este modo el manejo clínico y jurídico de la misma” para permitir a sus afectados “disfrutar de los derechos básicos en materia de salud, asistencia y demás derechos derivados reconocidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y por las Cartas Magnas de todos los países democráticos”.

Toñi Rodríguez, a pesar de sufrir 15 años una calidad de vida mermada, solo tiene palabras de agradecimiento para las personas que han hecho posible el reconocimiento de esta enfermedad con su lucha y esfuerzo, en especial a María del Carmen Quintanilla, Carlos Prada (periodista de Fodesam)  y Maria Jose Moya Villem, quién fue la primera en crear un blog en España acerca del SQM para que todos los afectados pudiesen beneficiarse de los consejos, vivencias, productos especiales, etc. Actualmente nada material le ilusiona, su único deseo en estos momentos es poder salir de casa. Por ello, hace un llamamiento para que a las personas que sufran SQM se les pueda facilitar o prestar de alguna manera algún espacio donde poder desarrollar vida en el exterior sin llegar a padecer crisis alguna. Recordemos que en su caso, son más de siete años sin poder salir de casa.

 

Lo que más desean los afectados de SQM es poder desarrollar actividad fuera de casa

     Los afectados de SQM desean poder desarrollar actividad fuera de sus casas

 

Reconocida ya la SQM,desde Fodesam y el SISS aseguran que se deberá de hacer un seguimiento para favorecer su implementación total y correcta en el sistema sanitario, y por todos sus profesionales. “En este sentido, el informe que se ha entregado al Ministerio brinda unas primeras recomendaciones”. “Además, el informe ofrece información inédita y documentación muy diversa sobre la SQM en relación a los países que la reconocen y reseña más de cien investigaciones de calidad realizadas hasta 2014. Se trata de un trabajo que no se había hecho hasta ahora y que se difundirá entre los profesionales e interesados, ya que facilitará la adecuada comprensión de la enfermedad y la forma de afrontarla por parte del sistema sanitario”.

 

Fuente: www.buenasnoticias.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario