Productos químicos para limpieza y sus peligros.

En Limonnela SVL somos de los que pensamos que si hay información hay poder de decisión.

En este post vas a encontrar mucha y muy buena información.

Anualmente no es poco dinero lo que gastan las familias en productos de limpieza para el hogar. Compramos estos productos para combatir los gérmenes, rayones, manchas y olores y así  mantener nuestros hogares impecablemente limpios. La limpieza se supone que se refiere a mantener un hogar sano, sin embargo, algunos productos de limpieza del hogar contienen sustancias químicas que pueden dañar la salud y el medio ambiente.

Efectos agudos y crónicos Probablemente usted está familiarizado con los símbolos de peligro que aparecen en algunos productos de limpieza, junto a una palabra como “veneno”, “corrosivo” o “irritante”. Estos símbolos de peligro advierten a los consumidores sobre los riesgos graves para la salud asociados a la exposición a productos químicos. La mayoría de nosotros estamos expuestos a los productos de limpieza y sus residuos en niveles bajos.

 

Resultado de imagen de productos limpieza toxicos

 

Cuando usamos estos productos químicos para limpiar nuestra casa, permanecen en el aire que respiramos. Los investigadores en los EE.UU. identificaron 133 compuestos orgánicos volátiles únicos (COV) emitidos por una pequeña muestra de los productos de consumo, incluyendo seis productos de limpieza. Cada producto  emite entre una y ocho productos químicos clasificados como tóxicos o peligrosos por las leyes federales de Estados Unidos. Productos químicos  de limpieza también pueden entrar en el cuerpo por absorción de la piel o por ingestión de polvo o residuos químicos  en la vajilla o los cubiertos. Cuando los productos de limpieza se enjuagan por el desagüe, pueden tener un serio impacto en los ecosistemas acuáticos.

No hay ningún requisito reglamentario de los ingredientes que figuren en la etiqueta en un formato coherente, por lo que puede ser difícil de identificar sustancias químicas de preocupación. Aquí están  algunos de los riesgos que pueden estar escondidos en su armario de limpieza:

A)2-Butoxietanol (2-BE, también conocido como butilcelosolve), afecta la piel e irrita los ojos también se asocia con trastornos de la sangre. En experimentos de laboratorio, la exposición a altas dosis de 2-BE ha demostrado que causa problemas reproductivos.

Este producto químico está clasificado como una sustancia tóxica en la Ley Canadiense de Protección Ambiental sobre la base de que es perjudicial para la salud humana. El Reglamento limita la concentración de 2-BE en la mayoría de productos de limpieza a 5 o 6 por ciento, pero las concentraciones más altas se permiten en otros productos, en particular, de lavandería o Quitamanchas (hasta el 22 por ciento).

El 2-BE se encuentra en  productos para limpiar  vidrio, quitamanchas, limpiadores de alfombras, limpiadores de automóviles, líquido limpiaparabrisas, desengrasantes, limpiadores de hornos, y removedores de óxido.

 

B) Amoníaco.

Los vapores de Amoniaco pueden irritar la piel, los ojos, la garganta y los pulmones. Las personas con asma pueden ser particularmente sensibles a los efectos del amoníaco. El amoníaco también puede causar daño renal y hepático. Mientras que el amoníaco también se produce naturalmente, el uso de productos que contienen esta sustancia de limpieza puede resultar en niveles más altos de exposición a los vapores que a partir de fuentes naturales.

Si amoniaco se mezcla con los productos que contienen cloro (hipoclorito de sodio), se forma gas cloramina altamente venenoso.

Se encuentra en limpiadores de ventanas, limpiadores de drenaje, limpiadores de inodoros, limpiadores de baño, limpiadores de hornos, limpiadores de acero inoxidable, y productos de limpieza de uso general.

C) Colorantes de alquitrán.

Derivado de productos petroquímicos, puede estar contaminada con trazas de metales pesados ​​como el arsénico,  cadmio y el plomo. Existe la preocupación de que los colorantes sintéticos pueden causar cáncer y que los metales pesados ​​pueden dañar el sistema nervioso y causar otros efectos adversos a la salud.

Los colorantes en los productos de limpieza pueden ser absorbidos por la piel o ingerido en el caso de los residuos de jabón en los platos.

Se encuentra en la mayoría de los tipos de productos de limpieza MEA (monoethanalomine), DEA (dietanolamina), TEA (trietanolamina). Puede reaccionar con nitritos para formar nitrosaminas cancerígenas. Los nitritos pueden estar presentes como conservantes o contaminantes en otros productos, o en algunas fuentes de agua. Estos alcoholes etoxilados también pueden estar contaminados con 1,4-dioxano, un posible carcinógeno humano que es persistente en el medio ambiente. 1,4-dioxano puede ser removido durante el proceso de fabricación, pero no hay una manera fácil de saber si eso ha ocurrido. DEA puede ser la causa de una severa irritación del ojo.

MEA se sabe que inducen el asma en los lugares de trabajo. Se encuentra en detergentes líquidos de lavandería, limpiadores multiusos, limpiadores de piso, productos de lavado de coches, desengrasantes, jabón para platos, limpiadores de hornos, limpiadores de vidrio y superficies.

D) Fragancias químicas.

Más de 3.000 productos químicos se utilizan en mezclas de fragancia. Muchos de ellos son irritantes y pueden provocar alergias, migrañas y síntomas de asma.

Además, los almizcles sintéticos utilizados en los detergentes se acumulan en el medio ambiente y pueden ser tóxicos para los organismos acuáticos. Ciertos almizcles sintéticos también son sospechosos disruptores endocrinos que limitan o interfieren con la función de las hormonas.

Los ftalatos son otro ingrediente de fragancia común en productos tales como detergentes para ropa, suavizantes de tejidos y desodorantes. También se han encontrado en limpiadores de cristal y los pulidores de  suelo ftalato de dibutilo (DBP). Los ftalatos son sospechosos disruptores endocrinos asociados con efectos reproductivos, incluida la reducción del número de espermatozoides en los hombres. La Unión Europea clasifica DBP como muy tóxico para los organismos acuáticos. Los ambientadores contienen un popurrí de productos químicos de fragancia como el benceno y el formaldehído, así como los ftalatos y numerosos compuestos orgánicos volátiles que se sospecha pueden causar cáncer. Estos químicos se  encuentran en la mayoría de los  de productos químicos de limpieza.                (Fuente: laboratorio-quimico.blogspot.com.es)

 

Para los que  habéis decidido entrar en acción y buscáis alternativas os damos el enlace de nuestra tienda online de Limonnela http://www.limonnela.com/ps/

Os podéis ir familiarizando con los productos y ver información detallada. Son productos muy concentrados que cunden muchísimo.

 

HAZLO POR TI, HAZLO POR ELLOS. SALUD PARA TODOS.

www.limonnela.com

 

Comments

  • Hoy en día ya estamos en la época del desarrollo sostenible, y es conveniente ir dejando a un lado productos químicos corrosivos o que puedan producir efectos desfavorables sobre el medio ambiente y los lugares donde se practique la limpieza. Más allá del uso de técnicas como la ozonización, es importante hacer una elección de productos de limpieza adecuados y lo menos agresivos posibles. Se nota bastante en el resultado, salvo que sea algún tipo de limpieza específica que sólo pueda llevarse a cabo con determinados productos.

    Un saludo!

    Empresa de limpiezasmayo 25, 2016
  • Muy buena vuestra web. Nosotros de momento nos movemos por andalucia. Sin duda os reenviaremos los clientes interesadas en nuestros servicios que vivan por vuestra zona. ¿Por donde os moveis? Un saludo

    adminmayo 29, 2016
  • Se agradece que haya productos que sustituyan a los clásicos prodcutos de limpieza nocivos para la salud de los trabajadores.
    Además de pensar en los usuarios, que también tienen que comvivir con ellos.

    Enhorabuena por el artículo.

    Iberonec Limpiezanoviembre 7, 2016

Deja un comentario